Me gusta divagar con mi mente, encontrando respuestas a qué me gustaría hacer, por ejemplo ahora mi sueño de viaje es ir enamorada a una playa paradisíaca. Algunos pensarán: "pero mujer, ya eres grande, tienen 48 años, eso ya fue!" . A todos ellos les digo que, soñar mantiene mi mente joven porque allí el tiempo no existe, además es gratis y no hace daño a nadie. Cuando deje de soñar con lo bueno que está por venir, entonces seguramente ese día habré muerto, si no físicamente lo habré hecho por dentro.