Tengo silencios de reflexión para traer a estos escritos las palabras no dichas sobre la soledad de los más deseados. Me sorprende, a esta edad, sentir que volvimos a las vivencias de la adolescencia en algún sentido. Donde parecen tener más chances de encontrar a alguien aquellos que han mantenido su aspecto exterior mejor o que han logrado cierto bienestar económico.