Me surgió la idea de escribir este blog después de andar por varias Apps de citas online, cuando empecé a extrañar las cosas buenas de compartir con una pareja.

La causalidad del destino hizo que me cruzara en el ciberespacio con un colombiano que también abordó esta temática y tiene una visión muy interesante de las relaciones entre hombres y mujeres. Como un impulso lo invité a escribir en Tindereando a los 40, con la esperanza de tener la mirada femenina y masculina de esta etapa que nos tiene bastante despistados a todos.

Espero que ambos formemos un buen equipo editorial con capacidad de producir contenidos interesantes para todos aquellos que, después del amor y el desamor, hayan vuelto a creer en el amor.

Tindera

PD: Lo básico: Por qué estamos en Tinder y Happn a los 40?