Por qué la gente se desvive por volver convivir en pareja?. Lo primero que te contestan en forma automática es: porque es lindo compartir. Yo siempre sonrío y respondo parpadeando rápido, corriendo la cara de lado y encogiendo un hombro: si, es lindo. A mí me encanta compartir de a dos!. Acto seguido se me vienen a la cabeza las impresiones más bellas de momentos compartidos de a dos y luego me inunda la nostalgia de volver a tener esos momentos en mi vida. Bueno, esos momentos no jaja! Otros superadores a esos que me reconfortaron el alma.

pasion

Que alguien nos despierte ternura, que un otro nos suelte la pasión es algo inspirador, algo que nos llena de energía y nos hace sentir que podemos derribar cualquier barrera del destino. Hasta aquí quienes hemos amado estamos todos de acuerdo!. Sin embargo, cuando escucho y leo hacia dónde van las búsquedas amorosas implícitamente, sonrío y pienso que sería genial que pudiéramos actualizar nuestro sistema operativo como si fuéramos un dispositivo electrónico.

Ir a un/a médico/a y decirle: preciso una actualización de creencias amorosas. jajaja! Me río sola al imaginar la situación: sentada frente al/a la médico/a diciéndole vengo por la actualización post 40 y que el/la médico/a me pregunte por qué: es que preciso una actualización de creencias porque las que tengo no me están funcionando para encontrar nuevamente el amor. Sonrío con mirada pícara, imaginando un sinfín de posibilidades al respecto. Entonces el/la médico/a me pondría un chip debajo de la piel para que mis neuronas hagan una sinapsis similar a la de la siguiente generación: a ver sos un/a Generación X te implanto la actualización a Generación Y . Después de todo, el cuerpo humano es una maquinaria perfecta que tiene una parte intangible como el software de una computadora así que ésta podría ser una utopía perfecta!. Me reinicio y grito al viento: quiero ser siempre novia, quiero la pasión, quiero la intensidad de las emociones pero no quiero lavar calzoncillos, ni escuchar roncar ni tampoco quiero estar siempre acompañada jajaja!

En la mayoría de las oportunidades en que me preguntan sobre mi búsqueda actual de pareja, percibo la incomodidad del otro lado al hallar una respuesta distinta a la esperada como socialmente correcta. Me divierte escandalizar, transgredir los arquetipos y suplantarlos por mis propias creencias sobre la resignificación del amor maduro. Romper el modelo de familia ideal que nos han implantado en el cerebro a lo largo de la vida, respecto de que cuando uno/a ama a alguien y lo siente su amor, avanzar en la relación implica convivir. Y si avanzar en el modelo de pareja fuera exactamente lo contrario? Y si construir un modelo de pareja en la madurez requiera del aprendizaje de ser eclécticos? Quedarnos con lo mejor de cada etapa y utilizarlo como base para pensar la pareja como una reunión de pares que eligen cuáles momentos compartir? Algo así como quitar lo malo y brindar lo bueno?.

Por qué estaría mal no conyugalizar una relación? Uff, una lluvia de preguntan me asaltan. Pensemos la siguiente situación: una mujer tiene una cita con un hombre, se gustan, deciden compartir sexo y van a la casa de la mujer. Finaliza el momento de sexo y aquí pueden pasar dos cosas: que el hombre asuma que se puede quedar a dormir o que le pregunte a la mujer si puede quedarse a dormir en su casa. Si le pregunta si se puede quedar a dormir: una gran cantidad de mujeres, en esta instancia, se siente en una encrucijada por el mandato social que tienen interiorizado. Si le dicen al hombre que besaron y abrazaron hace un rato que prefieren que se vaya, las asalta el temor a ser juzgadas como liberales y que el hombre no la vuelva a contactar. Si le dicen que no tienen problemas hay dos posibilidades: que le mientan sobre que no tiene problemas para que el hombre no piense que son libertinas o promiscuas, o que no tengan problemas porque interpretan que hombre desea quedarse porque fue especial ese momento.

vivir-con-tu-pareja-2-800x400

Ahora imaginemos una situación al revés, la mujer va a la casa del hombre y comparten sexo por primera vez. En la gran mayoría de los casos, el hombre después de un rato de recogimiento y mimos, se levantará, se vestirá y le dirá a la mujer: te llevo a tu casa? jajaja! Más simple, sin tanta vuelta. Acaso nosotras pensamos que es libertino o promiscuo? Nooo, pensamos que es como suelen comportarse los hombres: llamando a cada cosa por su nombre: la invitación era a compartir un rato de sexo no a revivir una noche conyugal, jajaja!

Mujeres y hombres maduras/os repitan conmigo: yo no conyugalizo, tu no conyugalizas, nosotros no conyugalizamos momentos de sexo apasionado! jaja! Hay tanto tiempo para conyugalizar una relación que no entiendo el apuro por repetir un modelo de pareja que nos fracasó. Hay personas que llegan a los 50 con 2, 3 o más convivencias que duraron un tiempo y luego se separaron. Siempre que puedo les pregunto si intentaron continuar una relación cama afuera y hasta ahora siempre la respuesta fue no. Es en ese punto donde me doy cuenta que el arquetipo de relación amorosa que tienen en su mente les quedó obsoleto.

Compartir el dormir con alguien con el/la cual tuvimos un rato de sexo apasionado implica comenzar a apegarse fuera de la pasión, entonces sería útil preguntarse si realmente queremos apegarnos con esa persona o simplemente para nosotros/as fue sólo compartir un buen momento. Pareciera que hay veces que dormimos con alguien con el solo objetivo de guardar la esperanza de que el otro no se esfumará en el próximo amanecer y saben qué? Quizás justamente conyugalizar momentos de sexo apasionado es lo que mata la incipiente pasión por el/la otro/a.

Repensemos que quizás encontrar nuevamente el amor en la madurez tenga embebido el aprendizaje de transitar el vericueto de no conyugalizar! He dicho, jajaja!

Mecha

Ver entrada anterior:
La incompresión de las palabras

Ver entrada siguiente:
Sin fecha de vencimiento