En la vida hay relaciones que son una bisagra entre lo que queremos y lo que podemos emocionalmente. Relaciones que nos ayudan a cicatrizar las heridas del pasado y a elaborar nuestros peores terrores. Todos tenemos lugares que nos asusta transitar aunque a la mayoría de los hombres les cueste verbalizarlo. En mi última relación sentía que ese hombre que me arrancaba suspiros era como Julia Roberts en Novia fugitiva, en la primera de cambio se iba a ir huyendo despavorido!.

Evidentemente no estaba listo para compartir algo que lo apegara y prefería relatarse que no era la mujer adecuada, quizás tenía razón pero había más de espanto que de razón, jajaja!. Ya me río porque me dí cuenta que yo tampoco estaba lista para apegarme a alguien y cuando esa ternura que me dió curó mis heridas: fue el momento de partir de la relación para preservar los buenos momentos que compartimos. Hay momentos en las relaciones que una/o precisa ir por más, cualquiera sea el significado que eso tenga para cada uno y si no sucede que ambos pueden hacerlo, la relación tiene fecha de vencimiento. Tan sencillo como eso.

puente1

Vuelvo a la idea que la energía de ese otro que nos encontramos, activa ciertas facetas de nuestra personalidad y acalla otras. Por eso hay quienes nos despiertan el lado lúdico, otros nuestro lado racional y otros los ves a los ojos y magia! Tirás todos los preconceptos por la borda y te dejás llevar. jajaja! Creo en la magia más que nada, en esa sensación envolvente al mirar a los ojos cuando alguien me atrae sin explicación lógica. Creo en la energía que fluye al estar compartiendo con alguien y por sobre todo creo en que las cosas no hay que forzarlas. Y existen muchas formas de forzar una relación y hay quienes lo hacen sin registrarlo: un chino como suelo decirle. Cuando hay que hacer un chino para mantener una relación claramente no va!! Suéltenlo y ya! Que los hombres y las mujeres somos como los colectivos: se va uno y viene otro, tarde o temprano es así si nos quedamos en la estación de la vida!!!

Cuando una/o no puede jugar con la otra persona y llamo jugar a poder disfrutar como algo lúdico, el coqueteo se vuelve una técnica mecánica. Sería como seguir un manual de instrucciones. Cuántas veces en la vida leímos un manual de algún aparato y no nos salió lo que dice en sus páginas? Imaginénse en las relaciones!

Recuerdo que una psicóloga infantil me dijo que cuando un chico no puede jugar el conflicto emocional se agrava. Transpolo eso a la vida adulta: cuando en una relación una/o no siente que el otro pueda relajarse y disfrutar, la felicidad de compartir es como tirar arena a un fuego que ya está apagado.

Si saliste con un hombre que te gusta a 1, 2, 3 citas y no pasaron de unos besos, habría que preguntarse por qué?. Las emociones son energías poderosas que nos dan instrucciones invisibles, por eso hay personas con las que nos atropellaríamos a 180 km/h y otras con las que íriamos en sulky. Somos más de lo que no vemos que lo que vemos, pero lo que vemos es parte de lo que no vemos. Parece un trabalenguas, jajaja! Es que me encanta jugar!

puente-tias-pareja1

En las dos oportunidades que he usado redes de citas para conocer a alguien, he charlado con docenas de hombres. Lo admito tengo muchos hombres que quieren contactarme y no soy una promiscua por eso! jajaja! (Ese comentario es para los puritanos que ahora están pensando pero qué desfachatada!) En esta segunda vez, la hice más práctica y pagué para ver quiénes me ponen like en Tinder. Sin exagerar, en una semana recibí alrededor de 400 likes y los devolvería todos si pudiera hallar a ese hombre que al mirarme me sienta invisible, ese que al mirarme atonte mi intuición. Igual no es una queja muchachos, me siento más que halaga de comprobar que mi encantadora de corazones (mi sonrisa) cada día funciona mejor. jajaja!

Les cuento esto sólo para que comprendan que encontrar a alguien después de los 40, es el arte de reintentarlo, si me preguntan cuántos cafés tomé desde entonces: pocos. Se preguntarán por qué? Porque soy una mujer que ha tenido sus batallas en la vida, ha evolucionado y hoy sabe bien lo que quiere pero sobre todo lo que no quiere!. Así que por favor, no se tomen los reintentos fallidos tan a pecho y sigamos participando!!

A jugar a la conquista online que como decía Luisa Albinoni: a qué nos sabés lo que encontré detrás del arbolito? jajaja!

Tindera

Ver entrada anterior:
Teletranspórtame al país de mis maravillas

Ver entrada siguiente:
Relax, menos drama y más humor!