Gritaría, a todo pulmón, a mi destino:  devuélveme la torpeza de la ternura porque en esa torpeza siempre encontré el amor. Cerraría los ojos, tomaría mucho aire y le gritaría al silencio de la vida despiértame que no estoy muerta. Por último saltaría al vacío y le susurraría a la esperanza del devenir: acaríciame que se me eriza la piel. caricias_recordar_1

Después de eso, arroparía el cúmulo de sensaciones que me afloraron con estas imágenes que me entibian el espíritu, entrecerraría los ojos y me preguntaría si la silueta que comienza a dibujarse es quizás alguien que ya he estado esperando.

Vuelvo al hoy, toco el teclado para repensar como decir esto de la ternura y el amor, sin quitarle pasión a la emoción y sin repetirme. Me pregunto por qué una no puede tener lo mejor de todos sus mundos, por qué en algún momento todos fantasean con que ellos sean tubos comunicantes aunque no lo necesiten. Las ideas sobre las facetas de la vida que una eligió, son un ramillete de flores que van girando y girando, sin llegar a poder expresarlas sin sonar trillada o frívola.

Si pudiera pedir un deseo al genio de la lámpara, le diría que me regale encontrar la torpeza de la ternura una vez más, esa sensación de volverme tonta cuando estoy con un hombre que en verdad me atrae. También le pediría teletransportarme a una playa paradisíaca y relajar una semanita, jajaja! Ah pero era un solo deseo… y bueno con los suspiros que me arrancaría ese hombre que me atonte estaríamos a mano con el genio. No es así?

Y si, me repito sobre la apatía de sentirse sin más oportunidades de volver a ser feliz con una pareja que, frecuentemente, se respira en los chats tindereanos. Un par de amigas me dijeron: parecés más joven, buscate uno de 35 ó 40 y listo, están menos quemados.  Qué se yo, la verdad es que no voy a pedirle el documento de identidad a cada uno que conozco, sería ridículo y además me resisto a esa generalización. Quizás los hombres piensen lo mismo que mis amigas, pero en mi caso a mis 48 los hombres aún hacen clic para mirarme, jajaja!

Con una mano en el corazón, lo que creo es que uno a los 40 es más de sí mismo que a los 30 y a los 50 es más más más de sí mismo. Qué quiere decir eso? Que si a los 30 eras poco flexible, a los 40 sos un poco menos flexible y a los 50 sos mucho menos flexible en la forma de pensar y ser. Esa falta de flexibilidad se verá reflejada en el deseo, en la manera de seducir, en la manera de compartir sexo, en todo lo que los envuelva en una relación con otro. La clave estoy convencida que es aprender de los errores y reinventarse. Ese es el camino! Arre!! Caballo del destino!

Está descubierto por los neurocientíficos que amamos con el cerebro, no con el corazón, eso quiere que decir que nuestra capacidad de amar está dire

Lo_que_debes_hacer_con_tu_pareja_despues_de_hacer_el_amor_-_Rozar

ctamente relacionada con los pensamientos que tengamos sobre la realidad circundante en nuestra vida. Como decía Albert Einstein: “La mente es como un paracaídas…solo funciona si la tenemos abierta”. Entonces si seguimos con las mismas creencias internas que nos llevaron a una vida en pareja infeliz, si no evolucionamos, si no hicimos autocrítica o el intento por reinventar nuestra percepción de nuestro pasado para perdonarnos y seguir adelante, difícilmente obtengamos diferentes resultados.

Parece simple pero no lo es, todos nos desencantamos alguna vez en la vuelta al ruedo por eso sería más fácil si nos damos la oportunidad de equivocarnos cuando hemos estado fuera del juego una década, un año o un mes. Pensar que ya sabemos todo es habernos vuelto más ignorantes sobre nosotros mismos o conformarnos con algo que nos calienta la cama quizás hoy pero no lo hará de forma feliz mañana, ni pasado mañana. Y sobre el sufrir sólo voy a decir una cosa: volverse un bicho bolita con corazas de acero para que no nos lastimen otra vez, de verdad no sirve para nada porque también nos anestesia de las buenas cosas.

Se me atora en la garganta el libre albedrío, al recordar que elegir implica hacerse cargo de la propia elección. El quid de la cuestión sería: si no estás muerta/o por qué elegirías abandonar la búsqueda de otro/a que te haga sentir una nube de satisfacción?

Piénselo! Les aseguro que la voluntad de mantener la fe de que esa persona existe, llena de luz la esperanza de volver a transitar los corredores de la felicidad.

Tindera

Ver entrada anterior:
El termómetro de la química 

Ver entrada siguiente:
007 Agente Secreto: Tindera